¿Sostenibles? Sí, y mucho…

_MG_5373.jpg

Cuando nos sentamos a charlar alrededor de la mesa sobre nuestros resultados, siempre surge la gran frase de nuestro enólogo Lauren Rosillo, frase y oficio heredados de su abuelo:
“El mejor abono que existe para la viña, es la sombra del viticultor”.

Un concepto purista entre los amantes del vino; El reflejo de cada añada, se debe reflejar en los mostos. Estos son los vinos que nos gustan. Aquellos que desprenden la esencia del lugar donde se criaron sus uvas.

Para ello, las buenas prácticas de los viticultores en todo el proceso , el uso de medios sostenibles, como la colaboración de animales herbívoros, ayudan a un resultado óptimo. Y en este post, estos últimos son los protagonistas.

Una vez al año, nos visitan una cuadrilla de ovejas que se hospedan varias semanas en nuestro viñedo, hasta que dejan el suelo vegetal como el césped de un campo de fútbol. Ellas son las protagonistas para eliminar las malas hierbas y las que evitan las plagas y enfermedades en las viñas.

Nos encanta poder cerrar ciclos naturales para conseguir una viticultura más sostenible y natural. Como ya os contaremos más adelante sobre el uso de restos de poda y subproductos de bodega, hoy toca hablar de un ciclo natural en viticultura. Así, las ovejas comen la hierba que no nos hace falta y nos evitan el uso de herbicidas que matan la vida en el suelo, abonan el terreno con sus excrementos mientras comen y evitan la compactación del terreno por el uso de maquinaria.
En este caso, “el mejor abono es la sombra de las ovejas 😉“.
Ni que decir tiene, ¡Lo bueno que está el queso que nos dan!

_MG_5387.jpg

¿Sostenibles? Sí, y mucho…

¡YA TENEMOS BLOG!

k5blogero

¡K5 se une al mundo blogero!

Necesitamos compartir nuestras experiencias y Twitter y Facebook se nos quedan cortos. Por eso, hemos decidido abrir un blog, donde comentaremos semanalmente, todo lo que pasa en nuestras laderas, noticias relacionadas con el vino, novedades, curiosidades, etc…

Queremos haceros partícipes de nuestro día a día. Queremos, abriros las puertas de nuestra casa y que os sintáis identificados con el entorno y el ambiente que respiramos, cuando estéis disfrutando de una buena copa de nuestro txakoli.

¡Nos estrenamos en este nuevo espacio de comunicación!

3,2,1 ¡YA!

¡YA TENEMOS BLOG!